martes, 22 de junio de 2010

ESTRENO DE "3" Y CONVERSATORIO "LA NECESIDAD DE UN NUEVO CINE PERUANO" EN LA UTP



El estreno de la tercera película de Cinestesia, "3", se ha reprogramado para el miércoles 07 de julio de 2010, a las 7:30 p.m. en el auditorio principal "Angélica Gallegos Escobedo" de la Universidad Tecnológica del Perú (Av. Petit Thouars 116, Lima). Y como estaba planeado, al finalizar la proyección se realizará el conversatorio "LA NECESIDAD DE UN NUEVO CINE EN EL PERÚ", contando con la presencia del crítico de cine Mario Castro Cobos, el director de cine Juan Daniel Fernández y el colectivo Cinestesia.

El ingreso es libre.

Les dejamos con la información de la película:
Título original: “3”
Dirección: Eduardo Quispe Alarcón y Jim Marcelo
Duración: 68 minutos
Año de producción: 2010
Producción: Cinestesia producciones, con apoyo de Proyecto Lado B
Edición: Jim Marcelo Santiago, Eduardo Quispe Alarcón
Reparto: Karla Mallma, Giulianna Mallma, Heidi Quinto, Israel Figueroa,  Eduardo Quispe, Hugo Palomino, Jackeline Castillo, Miguel Vargas, Karin Paz, Claudia Crespo.
Sinopsis:
Una ciudad, un parque, un momento cualquiera. La película retrata a un grupo de jóvenes limeños, quienes dialogan sobre sus vidas, sus intereses, logros, desencantos, decepciones, la cotidianidad, la intimidad de cada uno de ellos; mostrando mundos apartados por las bancas y veredas, pero relacionadas por el espacio-tiempo del parque, acercándonos a dar una mirada microscópica de una realidad generacional, que los protagonistas no terminan de entenderla y de adaptarse. La película oscila entre la ficción naturalista y el documental. Fue grabada de una sola toma secuencia.



Anécdotas de la película:
·         La producción comenzó a inicios de febrero de 2010 y estaba planificada terminar de grabarse a finales de marzo. Finalmente la grabación terminó en junio de 2010.
·         Las razones de la demora fueron diversas, curiosas y algunas bastante penosas. Hubieron muchas dificultades para la coordinación con el reparto, ya que todos trabajaban de forma voluntaria, y tenía que encontrarse un horario que coincida con el de todos. Iniciadas la reuniones de coordinación, se iban organizando el nivel y modalidad de participación de cada uno de los miembros del equipo,  y algunos miembros iníciales se fueron retirando del proyecto por diversos asuntos ajenos a la película. Se requería un mínimo de 12 personas para continuar y se tuvo que reclutar de nuevo.
·         Otra razón fue un problema de salud de Eduardo Quispe, una colitis ulcerativa que lo llevó al quirófano. Se estuvieron postergando los ensayos y las reuniones durante las semanas previas y posteriores a su intervención. El elenco nuevamente se redujo.
·          De igual forma, parte del elenco tuvo problemas de salud, entre resfríos e infecciones, que retrasaron la grabación.
·         La grabación se tuvo que repetir en 3 ocasiones hasta conseguir el resultado esperado.
·         Al terminar la segunda grabación, todo el equipo fue a celebrar a una pizzería cercana a la locación. Para registrar ese momento encendimos la cámara y grabamos, sin recordar que habíamos retrocedido la cinta para revisar algunas tomas. Por ello se tuvo que realizar la tercera y definitiva grabación.
·         Dedicamos la película a la madre de Miguel Vargas, quien falleció dos semanas antes de terminar la grabación. Asimismo, saludamos que Miguel haya continuado apoyando el proyecto, a pesar del difícil momento que atravesaba.


Eduardo Quispe habla sobre la película:
“A inicios de este año, estuve realizando una lista de las que a mi entender habían sido las películas más trascendentales de la década. Encabezaba esa lista “El arca rusa” de Alexandr Sukurov. La razón de esa elección era que por fin una película había prescindido de la edición y el montaje tradicional, que viene a ser el proceso donde la película termina siendo lo que más o menos vemos en pantalla. Eso no era solo una afrenta al cine convencional, cuyo principal atractivo se basa  en  que las reacciones que consigue a través del ritmo del montaje (muy vinculado al video clip y los pirotécnicos productos televisivos al estilo Jerry Bruckheimer), sino también significa un compromiso con la idea generadora de la película, sin retoques, sin efectos post. Sé que la película no es el mejor ejemplo de ello, pero me trae a mente un montón de posibilidades.
Decidí no terminar la lista, pero si comenzar a escribir un borrador sobre lo que podría ser “3”, una película sin soltar el botón de REC durante más de una hora.
Sé también que hay muchas películas grabadas de ese modo o con esa premisa, desde la Soga, del maestro Hitchcock, la irregular Timecode, de Mike Figgis, Tiempo real del mejicano Fabrizio Prada, “La Casa muda” película de terror uruguaya recientemente estrenada en Cannes, entre otros títulos que ya exploraron en esas posibilidades, que en mi caso no me servían de referente. Adicionalmente, no quería que sea una película de un solo plano secuencia, por eso decidimos, con Jim hacer una introducción que le saque la lengua a esa etiqueta.
Queremos volver a explorar la complejidad de las relaciones en estos tiempos de cambios acelerados, de mediatización, desconfianza y aislamiento. Ahora nos extendemos a las relaciones familiares, amicales, entre desconocidos, y entre personas ausentes, todo ello en un microcosmos que es el parque. Si es difícil hacer una película de una sola toma secuencia, mucho más difícil el recrear un momento cualquiera, sin que haya actuaciones demasiado teatralizadas o donde el texto le robe espontaneidad a los diálogos, con situaciones de forzado dramatismo, cómicas  o de acción vertiginosa.

1 comentario:

  1. Ya lo colgué en mi blog, con la salvedad correspondiente

    ResponderEliminar

Si tienes algo que decir...